Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
28 agosto 2011 7 28 /08 /agosto /2011 23:07

Craig Venter, el controvertido investigador cuyo genoma fue uno de los primeros en ser descifrado (su equipo lideró aquella investigación hace una década), ocupó los titulares de toda la prensa cuando el año pasado anunció la creación de la primera forma de vida artificial de la Tierra. Ahora, ha vuelto a sorprender al mundo en una reciente TED Talk conferencia dada en Sylicon Valley.

Durante la charla, auspiciada por la NASA, Venter ha imaginado los usos potenciales de criaturas diseñadas genéticamente para ayudarnos a combatir los peligros de la acumulación de CO2 en nuestro planeta. Pero además, el genetista ha hablado del bien que esta clase de criaturas sintéticas podrían hacer en la conquista de otros mundos como Marte.
[Relacionado: Un oscuro planeta alienígena]
En su opinión, la tecnología para crear formas de vida que se alimenten de CO2 ya existe. De hecho, su propio equipo trabaja en el diseño de células que puedan emplear el CO2 atmosférico para transformarlo en alimento, combustible, plástico y otros productos. Obviamente, esta tecnología sería de suma utilidad en la Tierra, donde nos enfrentamos a un problema medioambiental por los altos niveles de CO2 que el ser humano ha provocado; no obstante, es en Marte donde los aficionados a la ciencia-ficción han puesto sus esperanzas.

Otra instantánea capturada (Getty)


El planeta rojo, posee una tenue atmósfera creada a base de dióxido de carbono. Si contásemos con organismos microbianos capaces de producir todo lo necesario a partir del CO2, Marte se convertiría en un mundo mucho más susceptible de ser habitado.
Para Venter, la principal prioridad ahora es crear vida sintética capaz de solucionar los grandes problemas a los que se enfrenta la Tierra, un planeta que va camino de alcanzar los 7.000 millones de habitantes en cuestión de meses. Su idea es crear comida y fuentes de energía con la ayuda de estos organismos modificados genéticamente.
En la actualidad, su empresa Synthetic Genomics (que colabora desde 2009 con la petrolera ExxonMobil) trata, entre otras cosas, de desarrollar algas sintéticas capaces de producir biocombustible de forma barata y eficiente.

Compartir este post

Repost 0
Published by chaba
Comenta este artículo

Comentarios