espacioprofundo.es 21/05/12

La Luna alberga “cantidades ingentes de Helio-3 que podrían ser utilizadas como recurso energético en la Tierra”, según ha señalado el jefe del departamento de Paleontología y Habitabilidad del centro de Astrobiología CSIC-INTA, Jesús Martínez Frías.

El investigador ha indicado que “el diseño tecnológico y científico para la extracción de este material ya está hecho y fue propuesto por el astrogeólogo y astronauta Harrison Schmitt”, durante la tertulia ‘La Humanidad hacia el espacio: retos para la geología y la planetología’, organizada por el Colegio de Geólogos.

En cualquier caso, el experto del CSIC-INTA se muestra más partidario del aprovechamiento de minerales como hierro o titanio, que también se dan en la Luna, pero “no para traerlos a la Tierra, sino para utilizarlos como soporte en una futura base permanente lunar”. “Llevar materiales al espacio es muy caro”, ha apostillado.

Asimismo, el geólogo admite que desde la misiones del Apolo están cartografiadas en relación con sus recursos prácticamente todas las zonas de la Luna. Así, ha indicado que, “por ejemplo, se sabe de la existencia del hielo en el regolito de la Luna” y recuerda que “cada vez que hay un impacto contra la superficie lunar se esparcen materiales que podrían ser aprovechables”. En ese sentido, concluye que “los asteroides son minas a espacio abierto”.

Ante los dilemas de la explotación mineral fuera de la Tierra, o incluso si la humanidad salta al espacio, Martínez Frías aboga por promover la ‘geoética’ aplicada a la protección planetaria. “Existen procedimientos menos agresivos a la hora de explorar un planeta”, ha indicado.

Por otra parte, Martínez Frías ha señalado que Marte presenta una geodiversidad “más compleja de lo que se esperaba”. En este sentido, afirma que hay constancia de que en este planeta hubo “sistemas fluviales y flujos de aguas”. Por ello, sentencia que “este creciente interés geológico de la superficie de Marte es fundamental para determinar las condiciones de habitabilidad del planeta y para la búsqueda de posibles formas de vida”.