Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
22 marzo 2011 2 22 /03 /marzo /2011 15:17

NASA


El Universo primitivo pudo haber sido aún más extraño de lo que se creía


La teoría más aceptada sobre la formación del Universo dice que éste se originó hace alrededor de 13.750 millones de años, fruto de una gran explosión de energía, el Big Bang. Mucho se ha especulado sobre cómo sería ese primer universo. Se cree que poseía la energía primordial de la materia, que era caliente e incluso algunos científicos sugieren que podría haber sido una especie de líquido. Ahora, dos investigadores norteamericanos, Jonas Mureika, de la Universidad Loyola Marymount de Los Ángeles, y Dejan Stojkovic, de la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo, vienen a complicar aún más las cosas. Según el nuevo estudio, publicado en la revista Physical Review Letters, las tres dimensiones espaciales y la temporal que hoy conocemos no existieron siempre. En el pasado, el Universo pudo haber tenido menos dimensiones.
La hipótesis de las dimensiones que desaparecen predice que, en energías y temperaturas extremadamente altas, las tres dimensiones del espacio que nos son familiares se reducen a dos, o incluso se desvanecen. Según esta hipótesis, poco después del Big Bang, el Universo, que ardía en altísimas temperaturas, tenía solo una dimensión del espacio y otra del tiempo. Era una línea recta. A medida que el cosmos comenzó a enfriarse, apareció una segunda dimensión del espacio -como si fuera un plano-. Después, el Universo siguió expandiéndose y enfriándose aún más, hasta que apareció la tercera dimensión y el cosmos se convirtió en el que conocemos hoy en día.
Cuarta dimensión

Pero los investigadores creen que, en realidad, el Universo podría tener una cuarta dimensión espacial que no somos capaces de experimentar. A su juicio, la aparición de esa cuarta dimensión podría haber generado la energía extra necesaria para la expansión del Universo, un impulso que se descubrió en 1998 y que se considera provocado por una misteriosa energía oscura.
Stojkovic y Mureika creen que el futuro observatorio espacial LISA de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), que estudiará las ondas gravitatorias, podrá confirmar su teoría. La sonda investigará si la hipótesis de los dos investigadores es posible, pero el trabajo llevará años. La propuesta, totalmente teórica, resulta inquietante de cara al futuro, ya que deja la puerta abierta a que aparezcan nuevas dimensiones desconocidas. La investigación se relaciona con la Teoría de las Cuerdas, que predice que podría haber nuevas dimensiones ocultas.

Compartir este post

Repost 0
Published by chaba
Comenta este artículo

Comentarios